martes, 4 de marzo de 2014




Ahora que se acerca la época de bodas, vamos a repasar un poco el protocolo del vestuario o "dress code", sobre todo en lo que a tocados se refiere.

Está claro que el tocado es el complemento perfecto para cualquier look de ceremonia, acaparará todas las miradas y te dará ese punto elegante que todas buscamos en un día de boda. De rafia, sisal, con flores, tipo pamela, forrados de tela a juego con el vestido...los hay en infinidad de versiones, tamaños, y materiales.

A la hora de elegir un tocado hay que tener en cuenta si la boda es de mañana o de tarde. Si es de día podrás decantarte por una preciosa pamela si tu altura lo permite, pero deberás tener en cuenta que no podrás quitártela en todo el día, así que no subestimes la comodidad o acabarás con dolor de cuello de tener la cabeza ladeada para charlar durante tantas horas.  Si la boda es de tarde- noche no es correcto lucir pamelas ya que ya no hay sol, pero podrás lucir un precioso tocado o, coronas de flores tan románticas y favorecedoras.

Jamás se te ocurra ir de blanco, y según el protocolo tampoco de negro. Si es de día, decántate por colores suaves, y anima tu estilismo con complementos más sofisticados. Y, si es de noche, apuesta por tonos más subidos, dorados, y añade un poco más de fantasía a tu look. 
En cuanto al largo del vestido, hay que respetar un largo a la rodilla si es de día, y si es por la noche el largo del vestido debería tapar el zapato.  Es importante elegir diseños elegantes y discretos sin grandes escotes o aberturas, ya que vamos de boda, no de fiesta. No olvides que es mejor sugerir que mostrar!!

Ten en cuenta que una boda son muchas horas, así que piensa bien que zapato llevarás, y sigue la misma máxima que con el vestido, menos es más!! A veces, veo zapatos en los escaparates que son el colmo de lo vulgar, y se nota su calidad, igual que con los bolsos, así que intenta invertir en buenos complementos que amortizarás seguro. Si eres una enamorada de los guantes, opta siempre por unos de piel y de largo intermedio, y, si te los quitas para saludar, llévalos en la mano con el clutch!

En cuanto al maquillaje, no intentes innovar ese día, o entregarte a las sombras con purpurina como si fuera carnaval. Elige maquillajes naturales y blushes pasteles tan favorecedores, así como una buena máscara de pestañas waterproof  contra lagrimillas de emoción que puedan arruinar el maquillaje.

Y, si quieres ser la invitada perfecta, no te olvides de ser puntual, y de despedirte de los novios cuando te marches, deseándoles toda la felicidad del mundo!!

Bueno, espero que este resumen básico os ayude para lucir bien guapas si estáis invitadas a una boda esta primavera- verano, y que disfrutéis el evento al máximo, porque mola ir de boda, y ponerse al día en cuestiones de belleza y de etiqueta!

hummmmm... a ver si  voy de boda pronto...











0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada