martes, 8 de abril de 2014



Si me volviera a casar...creo que prepararía una boda muy diferente a la que tuve. Hoy en día, tenemos tanta información e ideas en revistas y webs,  que es raro ver una boda fea. Existen mil y una opciones y estilos, pero las bodas en el campo me rechiflan cada vez más. Si el entorno de la celebración es romántico, tendrás muchos puntos ganados y todo lucirá mucho más. Hojear el Telva novias me pone los dientes largos y deja volar mi imaginación al ver tantas ideas maravillosas para el gran día. Merece la pena invertir en algo de información para luego hacer una buena selección.

Preparar una boda no es nada fácil, es mejor prepararlo con tiempo para poder ir disfrutándolo sin que suponga mucho stress y no desvirtúe el verdadero sentido de la celebración.
Os recomiendo empezar unos meses antes pero sin agobios, que los preparativos sean una fiesta y no una obligación, y luego depende un poco del presupuesto. Hay maravillosas agencias que os pueden ayudar o preparar todo. Y si no, os recomiendo webs especializadas como boda click o, blogs como casilda se casa donde tenéis un mar de información para ir bocetando vuestra boda soñada.

Por la parte que me toca, parece ser que lo último de lo último son las reuniones de" tupper tocados", su nombre no resulta nada chic, pero la idea es genial. Es una especie de baby shower pero de tocados donde las invitadas pueden probarse uno y mil tocados, ante la atenta mirada de la novia, que después lucirán el día de la boda. Me imagino la de risas que se comparten en esas reuniones. En eso estamos ahora, a ver si preparamos una, y nos damos una buena sesión de risoterapia que nunca viene mal. Ya os contaremos esta historia en otro post.

Bueno, está claro que si me volviera a casar sería en el campo, rodeada de flores, velas y decoración rusti-chic, con barra de atrezzo para fotos, bar de chuches, cestas de alpargatas para invitadas, saquitos de lavanda de regalo y, mil y un detalles para una boda de ensueño, de esas que duran hasta el amanecer porque molan tanto que nadie se quiere ir. Sí, está claro que, si me volviera a casar, todo sería diferente a cómo fué la mía. Bueno, todo menos el novio!!







Os deseo, que a las que os toca, tengáis buenos preparativos, y si queréis alguna idea extra, ya sabéis donde estoy!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada