jueves, 3 de julio de 2014





En época de bodas, no viene mal recordar algunas reglas básicas para lucir bien un complemento tan chic como el tocado.

Lo primero de todo, es saber si la boda a la que has sido invitada es de día o de noche. Esto es fundamental para saber que, si la celebración es de mañana, podremos lucir tocados más grandes o pamelas que nos cubran del sol. Si es de noche optaremos por tocados más pequeños llenos de fantasía con pedrería por ejemplo, o diademas joya que realzaran nuestros peinados y nos harán brillar.

En cuanto al vestido, realmente deberemos ir siempre de corto, aunque sea boda de noche. Según el protocolo, el largo queda reservado para la novia y la madrina. Ni que decir tiene que jamás vestiremos de blanco, y, siendo estrictos con el protocolo, tampoco de negro, aunque esto es más difícil, ya que el color negro sienta demasiado bien como para ser obviado. Y claro, intentaremos compensar la sofisticación de un vestido con tocados más discretos o sencillos, y al revés. La simple ley de la compensación!!

Una cosa a tener en cuenta también es la altura que tengas. Si eres muy alta opta por tocados más"bajitos" que no alarguen tu figura en exceso. Ten en cuenta que, si además luces tacones, tu altura se disparará por encima de todas las cabezas, o de tu pareja, así que no olvides esto a la hora de elegir tu tocado.
Por el contrario, si eres bajita, aprovéchate y luce tocados con plumas de caza largas tan favorecedoras y de moda. Ya sabes, si no puedes con tu enemigo, alíate con él.

Según el más estricto protocolo del tocado, estamos obligados a colocarlo en el lado derecho de nuestra cabeza. Que por qué? Pues por una razón que a mí, a veces me suena a antiguo y me da risa, pero os la cuento. Pues porque se supone que vas a ir agarrada con el brazo izquierdo de tu pareja, y si llevas un tocado grande no podrías mirarle o charlar con él. Y así, además tienes la mano derecha libre para saludar sin tener que soltar a tu partenaire...en fin una explicación para bodas reales supongo.
En la práctica, y tras muchos tocados probados y vendidos, os diré que es muy diferente. Hay mujeres, que llevan la raya del pelo en el lado contrario, y eso les marca en qué lado lucirlo, o incluso, tienen un lado guapo, y prefieren colocárselo en el lado contrario. Así que ponedle personalidad, y si preferís saltaros el protocolo pues sed libres de hacerlo.

Y la regla de oro, para mí, es que los llevéis naturales y os olvidéis de que lo lleváis. No hay cosa más ridícula que ver a una invitada "comida" por su tocado y rígida como una estaca sin mover el cuello. 
Si no estáis acostumbradas a llevarlo, o es la primera vez, empezad por uno pequeño y ligero que os permita disfrutar de la celebración que es realmente lo importante.

Os recomiendo elegirlo con tiempo y sin prisas, y que optéis por tocados hechos a mano, por artesanos especializados que os van a recomendar bien, y huyáis de la oferta al mayor y sintética de los tocados que provienen de la otra parte del mundo. Haceros con complementos de calidad a precios asequibles. Seguro que los conserváis en vuestro fondo de armario por muchos años, y os los piden prestados.

Qué disfrutéis vuestros eventos del verano, y si tenéis alguna duda escribidnos a info@lasombrerera.es

Hasta pronto




Máxima de Holanda, reina consorte de los países bajos, fiel a sus tocados y pamelas...




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada